Una endodoncia es necesaria cuando la pulpa dentro de la cavidad del diente y su raíz se infecta, por lo que ser tratada removiendo la pulpa en descomposición. Durante una endodoncia, nuestro dentista primero tomará rayos X para evaluar el diente dañado y usar los rayos X como guía durante el tratamiento. Después nuestro dentista perforará un pequeño agujero en el diente hacia el área donde está la pulpa infectada. El dentista entonces removerá la pulpa dañada, limpiará el canal y sellará el diente para reducir el riesgo de cavidad en un futuro. En algunos casos esto será un procedimiento en dos partes porque necesitaremos primero dejar que la infección sane antes de poder sellar el diente. Durante su primera consulta nuestro dentista le aconsejara el tiempo necesario para su tratamiento.

Ciertamente es más económico hacerse revisiones regulares y cuando se forme una cavidad atenderse de inmediato y rellenarla, y no esperar hasta que se necesite una endodoncia. Muchas veces las personas posponen ir al dentista hasta que algo les comienza a doler. Para ese entonces, tendrán que analizar los costos de una endodoncia, si es que quieren salvar el diente. Cuando una cavidad ha consumido suficiente parte de un diente y se ha acercado demasiado a la cámara pulpar, se necesitará un tratamiento de endodoncia, incluso si aún no se tiene un dolor terrible de muelas. El dolor del diente se debe a que la pulpa se ha infectado y ahora necesitamos que la infección desaparezca. Pero incluso si aún no se ha diagnosticado una infección y la cavidad está demasiado cerca de la pulpa, comenzará a tener mucha sensibilidad si no se realiza un tratamiento de endodoncia.

A menudo las personas esperan hasta que les duele mucho el diente, pero cuando esto sucede no se puede hacer un tratamiento de endodoncia de inmediato. Primero se debe eliminar la infección. El dentista primero abrirá el diente para permitir que la infección comience a drenarse, esto comenzará a aliviar el dolor y pondrá un tratamiento con antibióticos durante una semana, posteriormente tendrás que regresar para terminar el tratamiento de endodoncia.

Cuando se realiza una endodoncia se extrae toda la pulpa, incluidos el nervio y el suministro de sangre, el diente se ahueca por completo hasta el fondo de la raíz, luego se rellena el conducto, luego se inserta un poste para fortalecer el diente y el resto del diente se rellena con material compuesto de resina, posteriormente es necesario tapar el diente con una corona. Sin la pulpa, el diente está esencialmente muerto, puede volverse quebradizo. No es una buena idea simplemente detenerse con un tratamiento de endodoncia sin una corona para proteger el diente, un diente sin una endodoncia podría romperse. Si se desprende demasiado y la raíz se ve afectada, el diente tendrá que extraerse.

Ocasionalmente un paciente se queja de alguna molestia después de un tratamiento de endodoncia, esto no es raro. En ciertos dientes, es común tener molestias al morder durante un período de tiempo después de completar el tratamiento. Tener algunas molestias o dolor después de un tratamiento de conducto es ciertamente común. Esto a menudo se debe a un proceso inflamatorio necesario para la curación. La incomodidad dentro de las primeras semanas puede estar dentro del rango normal.

No es que quedará parte del nervio central dentro del diente, sino que hay terminaciones nerviosas microscópicas que se ramifican desde el nervio central. Estos a veces se inflaman y en la mayoría de los casos no hay nada más que una leve molestia que desaparece en breve. Pero hay un diente ocasional que seguirá siendo sensible durante varios días, incluso hasta una semana o más. Estas terminaciones nerviosas no pueden eliminarse mediante los procedimientos que utiliza el endodoncista, sino que solo pueden ser químicamente amortiguadas con un medicamento. Los dentistas podrían tratar este problema cada vez tratando el diente con algún medicamento que elimine esas terminaciones nerviosas. Sin embargo, intentamos evitarlo ya que hay algunos efectos secundarios, como que el diente se vuelva quebradizo. Además, muchos de los pacientes que acuden a un dentista en México tienen menos tiempo, necesitan hacer las cosas rápidamente y el medicamento para amortiguar las terminaciones nerviosas retrasará el tratamiento en un par de días. Dado que la gran mayoría de los dientes después de una endodoncia no tienen este problema, simplemente no lo sabrá hasta que alguien continúe sintiendo molestias. Por lo general, lo mejor que puede hacer es ser paciente y tomar medicamentos antiinflamatorios, como el ibuprofeno, casi siempre en unos días la sensibilidad disminuirá y no habrá más molestias. Si continúa entonces deberá ser paciente ya que eventualmente desaparecerá. La única solución es quitar la corona, abrir el diente, poner el medicamento y luego comenzar de nuevo con el núcleo acumulado y hacer una nueva corona.

Contáctanos

Clínicas Dentales Recomendadas

Elige tu clínica

Ubicado en el moderno centro de la ciudad de Tijuana, nuestro personal profesional certificado por la junta en Dr. México está listo para brindarle servicios dentales accesibles y de alta calidad.
Si lo que busca es un cambio de sonrisa o cualquier otro servicio dental, en Sam Dental le brindaremos atención dental personal, profesional, asequible y garantizada.
Ubicados en una instalación de última generación en Zona Rio, en EG Dental estamos listos para recibirlo con una sonrisa y hacer de su visita una experiencia cómoda, profesional y segura.